Restaurante Bandolero

 

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, visitó ayer la ciudad califal de Medina Azahar por primera vez desde que el yacimiento fuese declarado Patrimonio Mundial por la Unesco. Un distintivo que calificó como "un motivo de orgullo colectivo" que supone "compromiso y responsabilidad de cara a los próximos tiempos". Por eso, la presidenta volvió a reforzar el compromiso de la administración autonómica con el monumento: "Por parte del gobierno de Andalucía vamos a poner los recursos económicos que sean necesarios para que, el reconocimiento que nos fue otorgado en Baréin, seamos merecedores de seguir ostentándolo", remarcó. Incluso confesó su convencimiento de que "era una oportunidad que no se podía

desaprovechar", tal y como expresó. Díaz hizo estas declaraciones durante la entrega de reconocimiento a las entidades que han colaborado con la candidatura.
Para reforzar su compromiso, la Junta trabaja en dos aspectos como son las herramientas para el desarrollo del Plan Director y, por otro lado, en la constitución del Consejo de Coordinación. "Vamos a poner todos los medios que estén a nuestro alcance", insistió Díaz; entre esos medios, "lo más importante, el dinero, para que no falle y se sigan haciendo los trabajos que hacen falta". También reconoció que la ciudad califal "va a ser uno de los mejores escaparates que podemos mostrar al mundo"; a su vez, recordó el trabajo de los profesionales "muchos técnicos profesionales a lo largo de estos 20 años que lleva la Junta ejerciendo la gestión", indicó.
Sobre el impulso que representa el distintivo de la Unesco, la presidenta de la Junta comentó que las previsiones apuntan a un crecimiento del 87% en el número de visitas respecto al pasado año; "eso es lo que ha supuesto el reconocimiento y el escaparate de salir al mundo". Una ampliación de visitantes que consideró como "una oportunidad" para Córdoba y la provincia. Andalucía cuenta con 13 monumentos reconocidos Patrimonio de la Humanidad y tres denominaciones de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad: "Yo creo que con la joya de Medina Azahara, ya reconocida mundialmente, tenemos una oportunidad que no vamos a dejar escapar", concluyó su discurso.
Antes de su intervención en la zona basilical del yacimiento, Díaz paseó por el lugar junto al resto de autoridades políticas, entre las que se encontraba la consejera de Justicia, Rosa Aguilar; el consejero de Cultura, Miguel ángel Vázquez; el presidente del Parlamento de Andalucía, Juan Pablo Durán, y la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio.
En relación a las cuatro declaraciones de Patrimonio Mundial con las que cuenta la ciudad, Ambrosio explicó que " supone un indudable atractivo a la hora de recibir visitantes, que además son muy exigentes", pero a su vez conlleva "obligaciones, como es la de no decepcionar a los que nos la han otorgado y a quienes nos visitan", añadió. La alcaldesa manifestó que los cordobeses han recibido la distinción "con tremendo orgullo" pero al mismo tiempo "con la naturalidad de una ciudad que lleva siglos gestionando y atesorando estos valores patrimoniales"; asimismo, la regidora cordobesa sostuvo que nombramiento de la Unesco "viene a sumar una de las grandes virtudes que tiene la ciudad", en referencia a la convivencia intercultural.
Por su parte, Juan Pablo Durán, apuntó que la declaración de Medina Azahara es fruto del trabajo "continuado y eficaz de los directores conservadores que han tenido una dedicación encomiable", sin olvidar a quienes se han dejado "una parte de su vida y de su ilusión". Según Durán, el Parlamento de Andalucía "está implicado en dar a conocer este lugar", y puso como ejemplo el reciente apoyo unánime a la Proposición no de Ley aprobada por la Cámara como gesto de respaldo hacia la ciudad califal.
La visita de la presidenta andaluza comenzó con un recorrido por los muros milenarios, un trayecto que se paró un instante para descubrir una placa donde queda constancia del nuevo distintivo internacional. Ya en la sala basilical, antes de que los representantes institucionales iniciasen el turno de palabra, se procedió a la entrega de más de 20 diplomas a la labor realizada por personas, asociaciones, entidades e instituciones que apoyaron la candidatura y la conservación del yacimiento.
La Diputación fue reconocida por su apoyo y respaldo a la candidatura de Medina Azahara desde sus comienzos. Junto a la institución provincial, también fueron distinguidos: el Ayuntamiento de Córdoba; la Universidad de Córdoba (UCO) la Federación de Peñas; la Real Academia; el Consejo Social de la Ciudad; la Confederación de Empresarios de Córdoba (CECO); el director del Conjunto Arqueológico; la Asociación de la Prensa; Pide Taxi Córdoba; trabajadores y exdirectivos del conjunto arqueológico - además del actual responsable- o el periodista Rafael Cremades, entre otros.

 

 

Agencia Idea