Restaurante Bandolero

 

No habían pasado ni diez minutos del anuncio oficial de la concesión del título de Patrimonio de la Humanidad a Medina Azahara por parte de la Unesco cuando las redes empezaron a recoger las primeras reacciones institucionales, que se sucedieron a lo largo de todo el día desde todas las administraciones y colores políticos. El ministro de Cultura, José Guirao, fue uno de los primeros en salir a la palestra y celebrar el título, subrayando que es «el fruto del esfuerzo y la coordinación de todas las administraciones públicas». En su opinión, la distinción ofrece «un motivo más para que cuidemos la ciudad califal». También tuvo palabras de reconocimiento para el arquitecto Félix Hernández o los investigadores Manuel Ocaña y Antonio Vallejo, piezas claves en este hito de largo recorrido.


A Guirao le sucedieron después mensajes de la vicepresidenta del Gobierno, la cordobesa Carmen Calvo, que tuvo un papel activo cuando fue consejera de Cultura («La Unesco acaba de declarar a la ciudad de Medina Azahara Patrimonio Mundial de la Humanidad. La ciudad califal, lugar de encuentro entre Occidente y Oriente, y ejemplo de convivencia. Mi enhorabuena a tod@s los cordobeses y cordobesas»); de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, el ministro de Agricultura, Luis Planas («Magnifica noticia. Cultura e Historia son los fundamentos del presente») o el ministro de Exteriores, Josep Borrell, que celebraron también la noticia y agradecieron la labor de los que la han hecho posible.

SÁNCHEZ // El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, más escueto, retuiteó el mensaje de España Unesco en el que da cuenta de la decisión y se da las gracias al Ministerio de Asuntos Exteriores, al de Cultura y a la Junta de Andalucía. La cuenta del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, que dirige Reyes Maroto, también se unió a la euforia con un mensaje de «¡Enhorabuena!» y «Felicidades Córdoba!», en Twitter. Desde la oposición, tampoco faltaron los elogios, empezando por hasta hace unos días altos cargos como Soraya Sáenz de Santamaría, María Dolores de Cospedal y José Antonio Nieto o Pablo Casado, en plena campaña por las primarias de su partido. Albert Rivera, secretario general de Ciudadanos, se sumó a las felicitaciones, al igual que Alberto Garzón (IU). Los líderes nacionales de Podemos se abstuvieron de hacer manifestaciones.
Desde la Junta de Andalucía, la presidenta Susana Díaz, usó el canal de Twitter para difundir la obtención de este cuarto título para Córdoba, destacando que supone «un reconocimiento a que la convivencia entre culturas es posible. Hoy es un gran día para Córdoba y Andalucía».
Las manifestaciones de Díaz se vieron reforzadas con la presencia durante la mañana del presidente del Parlamento andaluz, Juan Pablo Durán, en el yacimiento arqueológico, desde donde agradeció expresamente el trabajo desarrollado durante años por los directores y conservadores del conjunto arqueológico, además de mostrar su «compromiso» de futuro, ya que -insitió- «no podemos fallar, hay que trabajar más y hacer más».
También acompañaron al público y los medios presentes en la retransmisión en directo de la asamblea del comité de patrimonio mundial celebrada en Baréin, la consejera de Justicia, Rosa Aguilar y la consejera de Salud, Marina Álvarez, que mostraron de forma muy expresiva su satisfacción por el logro obtenido ayer y señalaron algunos de los retos de futuro en cuanto a gestión del yacimiento y a mejora de accesibilidad, entre otros temas, en los que habrá que seguir trabajando a partir de ahora.
El presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, presente en la Escuela de Verano organizada por su partido en Priego de Córdoba, se valió de las redes sociales para, al igual que otros compañeros, hacer público un vídeo con un mensaje institucional en el que aprovechó para reclamar a la Junta «más financiación para seguir investigación el bien». Recalcó que su formación «siempre ha apoyado esta candidatura» y animó a «seguir trabajando» para ofrecer lo mejor de esta tierra.
El portavoz de Ciudadanos en el Parlamento andaluz, Juan Marín, subrayó el reconocimiento de la Unesco como «importante respaldo a nivel turístico y para la conservación de un monumento que forma parte de la historia, además de felicitar por el trabajo incansable realizado». Isabel Albás, parlamentaria andaluza por Ciudadanos, destacó el logro como el fruto de «un trabajo en equipo».
En ausencia de representantes políticos cordobeses de IU en la segunda sesión de la retransmisión de la asamblea celebrada ayer en el conjunto arqueológico, desde IU Andalucía Antonio Maíllo mostró su satisfacción en Twitter poco después de conocerse el reconocimiento: «Gran noticia para Córdoba y Andalucía y un reconocimiento a la altura de este gran yacimiento histórico».
Podemos Andalucía, al contrario que el partido a nivel estatal, sí que trasladó vía redes sociales mensajes de alegría de sus dirigentes, como el de Teresa Rodríguez: «Mi enhorabuena a todas las personas que han hecho posible, con su trabajo y entrega, este nombramiento. Andalucía tiene otro cachito declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad... y los que faltan!!».

47 BIENES // Con la incorporación de Medina Azahara, España cuenta con 47 bienes en la Lista de Patrimonio de la Unesco y se sitúa como el tercer país con más bienes incluidos. Además, España comienza este año su mandato como miembro del Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco hasta el año 2021, lo que supone la tercera vez que se encuentra al frente de este órgano (de 1991 a 1997 y de 2005 a 2009). El Comité está integrado por veintiún países elegidos por los 193 estados que han ratificado la Convención de la Unesco para la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural (París, 1972).

 

 

Agencia Idea