Restaurante Bandolero

 

Las reservas para participar en las visitas nocturnas de Medina Azahara se han llenado en los primeros dos meses de la puesta en de este proyecto, que presente convertirse en Patrimonio Mundial en 2018. Sin duda, una candidatura que tiene mucha fuerza y que realmente está causando la admiración de los viajeros, sobre todo por el cúmulo de emociones y sensaciones que despiertan su paseo or este lugar. Madinat al-Zahra significa “Ciudad Brillante”. Fue mandada a construir por el Califa Abderramán III en el año 936 y prácticamente destruida en el siglo XI. Es una fastuosa ciudad palatina que cuenta con una gran riqueza ornamental, demostrando así el esplendor ararquitectónicoy el refinamiento artístico musulmán. Está compuesta por palacios, jardines, aposentos y baños, además de una Mezquita Aljama.
Medina Azahara fue construida a ocho kilómetros de Córdoba, en una planicie al pie de Sierra Morena, en medio de un paisaje  privilegiado. Está distribuida en tres terrazas, reservándose la parte alta para el Alcázar. La cultura popular dice que la ciudad se construyó en honor a la favorita del califa, que se llamaba al-Zahra, cuyo significado es “La Flor”. Gracias a esta iluminación, que
ofrece una visión inédita del yacimiento hasta ahora, Medina Azahara ya puede darse a conocer también por la noche, ofreciendo al visitante una experiencia única que también contribuya a la pernoctación turística en Córdoba.

 

Agencia Idea