Restaurante Bandolero

Noticias
 

Más del sesenta por ciento de los cordobeses no ha pisado nunca Medina Azahara. Primera verdad. Y sin embargo, el conjunto arqueológico enfila un escaparate mundial al ser añadido a la lista de bienes patrimoniales protegidos por la Unesco. ¿Más divulgación interna...? La proyección internacional se avecina, reclamo para turistas de un cierto nivel que se las verán y desearán para poder llegar hasta el piedemonte de Sierra Morena (no les digo ya San Jerónimo, incluido en el lote de protección, un diamante en bruto). La ciudad palatina que mandó construir Abderramán III y que está considerada como un ejemplo sobresaliente de arquitectura, paisaje, urbanismo, poder civil y arte se mantiene al año con apenas treinta personas trabajando y un millón de euros de presupuesto para todo. Segunda verdad. Treinta veces menos que el coste del icono del despilfarro público levantado por el poder civil

Leer más...
 
 

Madinat al-Zahra, como recomienda la Unesco que se denomine al conjunto arqueológico cordobés que camina con paso firme hacia el título de Patrimonio de la Humanidad, ha recibido la mejor de las noticias a un mes y medio de la resolución final, el informe favorable del Icomos a su candidatura, lo que ha provocado que la ilusión y las expectativas se desborden ante la posibilidad de que Córdoba alcance su cuarto título de la Unesco entre finales de junio y principios de julio. Pero no todo han sido parabienes, ya que el organismo asesor también hace una serie de sugerencias de las que hay que tomar buena nota y que comienzan con la recomendación de denominar al conjunto arqueológico ciudad califal, lo

Leer más...
 
 

La Unesco lleva varios años amenazando a Venecia con degradarla. Como el funcionario cobarde que pretende arrancar las medallas al héroe. Ya hizo lo suyo en Dresde, por la construcción de un elegantísimo puente que no garantizaba la supervivencia de una especie de murciélagos autóctonos, cuestión sobre la que deben entender un montón los de la Unesco. Nada debe sorprendernos de una organización que estuvo dirigida por Mayor Zaragoza, personaje singular que parece haber cumplido su atribulada trayectoria presidiendo una checa en Córdoba. El Icomos es el ente que se inventó la Unesco para enredar en los asuntos del patrimonio histórico-artístico. O sea, un grupo de paniaguados internacionales que visitan ruinas, estiran el cuello y miran

Leer más...
 
 

Y cuando se haga efectiva la declaración como Patrimonio Mundial, ¿hacia dónde tiene que ir Medina Azahara? Ningún monumento está parado en el tiempo, pero mucho menos un conjunto arqueológico en investigación constante que apenas tiene excavado un 10 por ciento de toda su superficie y del que queda aún por conocer mucho. ¿Qué tiene que suceder en el futuro? ABC ha preguntado a arqueológos y expertos en conservación del patrimonio para que den su opinión de por dónde habría que seguir trabajando para el conocimiento de un ciudad califal única en Europa en un muy buen estado de conservación. Desiderio Vaquerizo, catedrático de Arqueología de la Universidad de Córdoba, recuerda que «Medina Azahara es en sí misma un yacimiento de dimensiones y complejidad extraordinarias» y como tal necesita «inexcusablemente» de lo que él llama una gestión integral,

Leer más...
 
 

Se veía venir; y hasta cierto punto es lógico que haya sido en Venecia, porque la ciudad, con sólo cincuenta mil habitantes, lleva soportando una sobrecarga turística desorbitada desde hace demasiado tiempo. Treinta millones de visitantes al año, en un conjunto urbano inestable por definición, que corre el peligro de verse engullido por las aguas y se cae de puro bello, son una barbaridad incluso si se miran desde un punto de vista meramente crematístico. Hablo de los tornos que el Comune de la Serenísima acaba de colocar con carácter provisional en varios puntos neurálgicos de acceso al corazón de su casco histórico, a fin de limitar, o por lo menos intentarlo, un flujo de personas que parece regenerarse a cada segundo. Como era de esperar, las reacciones han sido variadas, y en muchos casos furibundas. Los hosteleros y comerciantes ven peligrar la gallina de los huevos de oro, y

Leer más...
 
 

Muchas obras escribió Lucio Anneo Séneca y muchos libros se han escrito sobre él. Pero pocos, o más bien ninguno, se parecen a la biografía «Séneca, la sabiduría del imperio», un trabajo con espíritu divulgativo y al tiempo concienzudo que firma el historiador y novelista Alberto Monterroso. Recién llegado a las librerías, este volumen se adentra no sólo en el legado intelectual del filósofo sino también en la Córdoba de su tiempo, en la influencia materna y paterna a menudo soslayada o en la Roma imperial que condicionó su pensamiento. También se estudia aquí con un estilo ágil y ameno la influencia que Séneca tiene en la actualidad, o la que tuvo en el siglo II, o en el XVI, y se hace un repaso muy singular por cómo los artistas fueron retratando al pensador a lo largo de los siglos hasta que ya en el XIX apareció un busto del Séneca verdadero. El libro trata en resumen de desvelar a un Séneca humano, real, alejado de esa patina fastidiosa y oscura que le ha dejado la Historia y que oscila entre el ditirambo excesivo, el tópico

Leer más...
 
 

El guía de la APIT de Córdoba tiene la obligación, por su titularidad otorgada por la Junta de Andalucía, de saber conducir a su grupo de visitantes. Y entrando en la bella ciudad de Lucena podemos descubrir sus múltiples atractivos. Entre ellos está la ermita de Nuestra Señora del Valle, del XVI y que fuera monasterio de Franciscanos Alcantarinos. Un Sagrado Corazón de Jesús bendice al grupo e indica el camino hacia el centro de Lucena por la calle de San Pedro Mártir, en la que se encuentra la iglesia del mismo nombre con la capilla de Nuestro Padre Jesús Nazareno. En la misma calle radica la Casa de los Mora y el monumental Palacio de los Condes de Santa Ana. Y un trecho más adelante destaca la t úpula de la Iglesia Conventual de San Martín de las Madres Agustinas Recoletas. El informador turístico tiene que demostrar sus conocimientos históricos de un pasado en el que se dan la mano las etapas

Leer más...
 
 

Firmar un convenio. Lo que falta para comenzar con la fase decisiva para recuperar el Salón Rico de Medina Azahara es rubricar un acuerdo por escrito al que ya se ha llegado de forma verbal. Lo tienen que firmar la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía y la World Monuments Fund (WMF), una institución internacional que ayuda a la conservación del patrimonio.
Es la entidad que se ha comprometido a sufragar los trabajos de recuperación de una de las zonas más importantes de la ciudad palatina de Abderramán III, y que ahora está a punto de acometer la segunda y última fase. Su representante en España, Pablo Longoria, aseguró que hay acuerdo para realizar

Leer más...
 
 

Hoy se celebra en nuestra ciudad la tradicional Romería de Santo Domingo, en la que una colorida caravana de cordobeses a pie, en moto, caballo o carroza, asciende desde la avenida de la República Argentina hasta el Santuario de Santo Domingo de Scala Coeli, situado a los pies de la Sierra Morena. Este evento honra cada año la figura del fraile dominico San Álvaro de Córdoba, fundador de dicho convento en 1427.
Aunque nació en Zamora, este beato se hizo célebre en nuestra ciudad por protagonizar uno de los sucesos prodigiosos más notorios de nuestra tradición piadosa. Se cuenta que durante la construcción del mencionado cenobio se quedó sin recursos para tallar la gran figura de Cristo crucificado que soñaba instalar en el altar mayor. Pero un buen día, cuando regresaba de prestar su ayuda en el hospital de pobres del Rinconcito, encontró al borde del camino un hombre tumbado en el suelo. Pronto se acercó a asistirlo, y con cuidado, amparó su cuerpo con sus manos contra el pecho.

Leer más...
 
 

Hace escasos días tuve la oportunidad de ver la película francesa Le brio, de Yvan Attal, con Daniel Auteuil y Camélia Jordana en los papeles principales, cuyo título aquí ha sido traducido por el no muy atractivo de Una razón brillante. Es una historia sorboniense, localizada en el corazón de la colina de Sainte Geneviève, en la Facultad de Derecho de la Sorbona, justo frente del Panteón, donde yacen entre otros Rousseau, Voltaire, y últimamente Albert Camus, y una mujer, la primera en entrar allí, la antropóloga y resistente Germaine Tillion. En otra esquina está la fabulosa biblioteca de Sainte Geneviève, de ingentes fondos y maravillosa arquitectura, que acoge cada día a la estudiantada que necesita un refugio donde hincar los codos. Es mi lugar preferido en París para investigar, compartiendo pupitre con los estudiantes.

Leer más...
 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>
Página 1 de 18

Agencia Idea