Restaurante Bandolero

 

Luis Recio MateoEn esta tercera página que los internautas tienen a su disposición, después de la primera: “www.mezquitacatedradecordobal.com” y la segunda: “www.paseos-por-cordoba.com”; analizo las razones por las cuales Córdoba no debe ser unicamente “Capital Europea de la cultura en el 2016” sino más bien, y mucho mejor, y ya para siempre y para todo el mundo: “Capital de la Interculturalidad”, pensamiento este compartido por distintas personalidades que a continuación voy a citar y hacer públicas sus opiniones en exclusiva para esta, mi nueva página.

 
2017-10-11-11-48-43Muhammad Yasin Ahram Pérez, hijo de la malagueña Tomasa Pérez y el marroquí Abdalah Ahram, se ha propuesto restaurar el Califato de Al Andalus. Acaba de hacernos partícipes de la buena nueva en un vídeo grabado en algún punto de Siria, reducida hoy a escombros y cadáveres, gracias también a su generosa contribución a la catástrofe. El joven de 22 años se hace llamar Abu Lais Al Qurtubí porque nació en Córdoba antes de que su familia emigrara a territorio del Daesh para integrarse en el proyecto de destrucción y muerte que devasta Oriente Medio.

El alfayate y el rey

15 Agosto 2017
el-alfayate-y-el-reyCaía el sol sobre la llanura de Tablada o de Quintillo, y Sevilla era un paraíso por conquistar, el fulgor de la luz de otoño sobre fas doradas manzanas de la torre de la mezquita. Estaba en silencio el llano, en silencio la azul lejanía de la sierra de Gibalbín, sólo roto de cuando en cuando por un remoto ruido de tambores. Fernando, Rey de Castilla y de León, le estaba poniendo cerco a Sevilla como quien pasea la calle a una mujer amada y de imposible conquista. Había traído río arriba a los montañeses de Bonifaz, que esperaban en un recodo de juncias y alamedas. Había traído a los más claros y nobles varones que Castilla dio y que León curtió en la lucha, bajando el río que en su algarabía llamaban los moros grande. Y había traído el Rey,
2017-10-11-11-47-52Una Institución como la castrense da, naturalmente, mucho que hablar y suscita inagotables comentarios en el país de las paradojas, donde dos y dos no son cuatro: Wellington dixit (1811). Una nación forjada en gran parte en el yunque de la guerra, de idiosincrasia más profunda identificada numerosas veces, desde tiempo de los romanos, con la bélica, y cuya nómina de soldados-gobernantes es la más extensa de Europa, descubre en su trayectoria histórica la ausencia casi total de un clima y una configuración militaristas. Por descontado que el «culto al soldado» ha existido en los anales de su contemporaneidad, pero en proporción significativamente menor que en Francia o Alemania. Ninguna figura castrense española cabe compararse así con la de un Napoleón (1769-1821) o un Hinderburg (1847-1934),

Miscelánea de cerano

28 Julio 2017
2017-10-17-07-34-42 El Banco Nacional de Datos Climatológicos, que mantiene y gestiona la Agencia Nacional de Meteorología (Aemet), conserva los registros oficiales de temperaturas en España de hace algo más de ciento cincuenta años. Córdoba batió su record histórico hace sólo unos días, cuando se quedó a una décima de los 47º a la sombra (no olvidemos que la temperatura se toma en el aeropuerto, a un metro del suelo y sobre césped, por lo que en la ciudad la sensación de calor superó con mucho los 50º). Son valores realmente de averno, que parecen confirmar el cambio climático, y que amenazan con expulsarnos antes o después de este rincón del mundo hacia zonas más bonancibles. No sabemos con certeza qué clima hizo en otras épocas de
2017-07-24-12-49-39<Cada uno es hijo de sus obras>, dice Don Quijote al hombre que ha azotado a su joven criado. Los estudiosos han visto en esta frase una crítica implícita de Miguel de Cervantes al sistema de linajes y familias de su época y, en cierta forma, también un reconocimiento de su propio linaje de judeoconverso, que criticaría los estatutos de limpieza de sangre que eran imprescindibles para prosperar en los siglos desde el siglo XV Hace décadas que se estudian los presuntos orígenes judíos del autor, pero un estudioso cordobés acaba de publicar en un libro los documentos que pueden conducir hasta el momento en que la familia pasó de judía a cristiana. Y todo ello sucedió en Córdoba, de donde eran todos los Cervantes al menos hasta el abuelo paterno del autor de «Don Quijote de La Mancha». Fernando Penco, arqueológo y escritor, acaba de publicar con la editorial cordobesa Almuzara «Un país llamado Cervantes», en el que pone en relación varios documentos antiguos para acercarse a los orígenes judíos del escritor.


 

Agencia Idea