Restaurante Bandolero

 

Luis Recio MateoEn esta tercera página que los internautas tienen a su disposición, después de la primera: “www.mezquitacatedradecordobal.com” y la segunda: “www.paseos-por-cordoba.com”; analizo las razones por las cuales Córdoba no debe ser unicamente “Capital Europea de la cultura en el 2016” sino más bien, y mucho mejor, y ya para siempre y para todo el mundo: “Capital de la Interculturalidad”, pensamiento este compartido por distintas personalidades que a continuación voy a citar y hacer públicas sus opiniones en exclusiva para esta, mi nueva página.

 
medina-azahara-y-sus-verdadesMás del sesenta por ciento de los cordobeses no ha pisado nunca Medina Azahara. Primera verdad. Y sin embargo, el conjunto arqueológico enfila un escaparate mundial al ser añadido a la lista de bienes patrimoniales protegidos por la Unesco. ¿Más divulgación interna...? La proyección internacional se avecina, reclamo para turistas de un cierto nivel que se las verán y desearán para poder llegar hasta el piedemonte de Sierra Morena (no les digo ya San Jerónimo, incluido en el lote de protección, un diamante en bruto). La ciudad palatina que mandó construir Abderramán III y que está considerada como un ejemplo sobresaliente de arquitectura, paisaje, urbanismo, poder civil y arte se mantiene al año con apenas treinta personas trabajando y un millón de euros de presupuesto para todo. Segunda verdad. Treinta veces menos que el coste del icono del despilfarro público levantado por el poder civil
madinat-al-zahra-a-un-paso-del-retoMadinat al-Zahra, como recomienda la Unesco que se denomine al conjunto arqueológico cordobés que camina con paso firme hacia el título de Patrimonio de la Humanidad, ha recibido la mejor de las noticias a un mes y medio de la resolución final, el informe favorable del Icomos a su candidatura, lo que ha provocado que la ilusión y las expectativas se desborden ante la posibilidad de que Córdoba alcance su cuarto título de la Unesco entre finales de junio y principios de julio. Pero no todo han sido parabienes, ya que el organismo asesor también hace una serie de sugerencias de las que hay que tomar buena nota y que comienzan con la recomendación de denominar al conjunto arqueológico ciudad califal, lo
la-pantalla-de-medina-azaharaLa Unesco lleva varios años amenazando a Venecia con degradarla. Como el funcionario cobarde que pretende arrancar las medallas al héroe. Ya hizo lo suyo en Dresde, por la construcción de un elegantísimo puente que no garantizaba la supervivencia de una especie de murciélagos autóctonos, cuestión sobre la que deben entender un montón los de la Unesco. Nada debe sorprendernos de una organización que estuvo dirigida por Mayor Zaragoza, personaje singular que parece haber cumplido su atribulada trayectoria presidiendo una checa en Córdoba. El Icomos es el ente que se inventó la Unesco para enredar en los asuntos del patrimonio histórico-artístico. O sea, un grupo de paniaguados internacionales que visitan ruinas, estiran el cuello y miran
2018-06-04-08-48-22Y cuando se haga efectiva la declaración como Patrimonio Mundial, ¿hacia dónde tiene que ir Medina Azahara? Ningún monumento está parado en el tiempo, pero mucho menos un conjunto arqueológico en investigación constante que apenas tiene excavado un 10 por ciento de toda su superficie y del que queda aún por conocer mucho. ¿Qué tiene que suceder en el futuro? ABC ha preguntado a arqueológos y expertos en conservación del patrimonio para que den su opinión de por dónde habría que seguir trabajando para el conocimiento de un ciudad califal única en Europa en un muy buen estado de conservación. Desiderio Vaquerizo, catedrático de Arqueología de la Universidad de Córdoba, recuerda que «Medina Azahara es en sí misma un yacimiento de dimensiones y complejidad extraordinarias» y como tal necesita «inexcusablemente» de lo que él llama una gestión integral,

Tornos al paraíso

09 Mayo 2018
2018-05-31-08-08-49Se veía venir; y hasta cierto punto es lógico que haya sido en Venecia, porque la ciudad, con sólo cincuenta mil habitantes, lleva soportando una sobrecarga turística desorbitada desde hace demasiado tiempo. Treinta millones de visitantes al año, en un conjunto urbano inestable por definición, que corre el peligro de verse engullido por las aguas y se cae de puro bello, son una barbaridad incluso si se miran desde un punto de vista meramente crematístico. Hablo de los tornos que el Comune de la Serenísima acaba de colocar con carácter provisional en varios puntos neurálgicos de acceso al corazón de su casco histórico, a fin de limitar, o por lo menos intentarlo, un flujo de personas que parece regenerarse a cada segundo. Como era de esperar, las reacciones han sido variadas, y en muchos casos furibundas. Los hosteleros y comerciantes ven peligrar la gallina de los huevos de oro, y


 

Agencia Idea