Restaurante Bandolero

 

Emirato del Califato de Damasco Los Omeyas, descendientes directos del Profeta Mahoma, en el período señalado vinculan políticamente, como era lógico, a Córdoba con el Califato en Damasco. Sin embargo, en el año 750 la «Revolución» Abasida, (Semitas-Chiitas), se enfrentan a los Omeyas (Semitas, Sunnitas), y el propio Abul-Abbas (Abasidas), pone fin al Califato de Damasco, y traslada el centro político de Damasco a Bagdad, con lo cual se inicia una nueva era en el gigantesco imperio islámico.

Leer más...
 
 

Capital del Emirato Omeya Independiente Los Emires son los siguientes: Abd-Al-Rahman I (756-788); Hisham I (788-796); Al-Hakan I (796-822); Abd-Al-Rahman II (822-852); Muhamad I (852-886); Al-Mundir (886-888); Abd-Allah (888-912) y Abd-Al-Rahman III (912-929).

Leer más...
 
 

AbderramanIII

Derrotó a Omar Ibn Hafsun, mandó construir las puertas de la Medina Árabe, construyó una Al-Musalla (oratorio al aire libre) y las fuentes de entradas del Alcázar Califal, reconstruyendo el antiguo y mejorando la construcción de todas las murallas de origen romano, como las de la puerta de Almodóvar, algo más arriba que la moderna, desde hoy llamada, Puerta de Roma.

 
 

AbderramanIII Tras la derrota del Muladi Omar-Ibn-Hafsun, el Emir adopta el título de Califa y Príncipe de los creyentes, con los nombres de Al-Nasir Lidin Allah, lo que le convierte en Califa al igual que el Fatimi de Egipto y norte de África y el Abassida del Irak en Bagdad, éste había sido siempre el sueño que tuvieron todos los Omeyas desde que,en el año 750, fueron expulsados de sus territorios por los Abassidas.

 
 

Córdoba Capital del Califato Omeya Abd-Al-Rahman III proclamándose Califa en Córdoba, dispone ya del poder absoluto para disponer de la justicia y ser el auténtico árbitro infalible contra el cual y contra sus decisiones, no cabe recurso alguno. A partir de ese momento Córdoba iniciará una etapa de grandeza en su evolución histórico-política, artística y sobre todo cultural, única en Occidente, durante los siglos X, XI, XII y XIII, cuya importancia se irá descubriendo, a lo largo de esta obra.

Leer más...
 
 

Al-Hakan II Después del dominio de conquista al que había sometido su padre al norte de África y a toda la Península, el nuevo monarca tuvo, en general, un reinado tranquilo y su política se centró en dos cuestiones fundamentales, sobre las cuales nos informa Ocaña Jiménez.

Leer más...
 
 

Hisham II Tras la muerte de su padre; Hisan II tuvo que reinar en dos periodos distintos. Su escasa autoridad y personalidad anulada por Ibn Amir (Almanzor), quien fue realmente el auténtico dirigente del Califato entre los años 976 y 1002, tan sólo le permitió aspirar a un reinado tranquilo. Su primer Ministro (Hayib) se ocupó de los menesteres de Estado, instalándose en la ciudad «Brillante», disponiendo del presupuesto a su antojo, centralizando los ingresos, ordenando gastos, al mismo tiempo que ordenaba las Aceifas contra la Cristiandad, sin tener en ningún momento necesidad de rendir cuentas al Califa, quien, desde la edad de los once años, quedó relegado totalmente por Almanzor, quien le recluyó en Medina-Al-Zahara.

 
 

Almanzor Aún no se han acabado los ecos del milenario de la muerte de Almanzor, por lo que, las actas del congreso no han visto aún su luz pública. Estoy seguro que, cuando se lean las mismas se tendrá una nueva visión del dictador  sobre todo de la Córdoba Califal. Este fue el gran constructor de Córdoba, ampliando todo lo ya existente y construyendo además Medina Al-Zahira.

Leer más...
 
 

Malik Al-muzaffar A la muerte de Almanzor, el Califa Hissan II confiere las mismas prerrogativas políticas a su hijo Malik, quien sin tener el genio político ni guerrero del padre, al que siempre admiró, éste no pudo evitar el descontento cada vez mayor de la antigua aristocracia árabe y la eslava y bereber venida del norte de África, por lo cual, se dará comienzo a las conjuras que algo más tarde resquebrajarían el Califato.

 
 

Sanchuelo No fue capaz Sanchuelo de evitar el resquebrajamiento del Califato. En su viaje de inspección a Toledo, (una de las múltiples Koras del Califato), los descendientes directos del Califa Hissan II, aprovecharon el viaje y con la complicidad de la madre de Al-Muzzaffa, tomaron por asalto el Alcázar Califal, (Hoy Cristiano de Alfonso XI); y entronizaron a Muhammad II, (año 1009), biznieto de Abd-Al-Rahman III, haciendo desparecer del Califato a la Dinastía Amirí (de Almanzor), reinstaurando de nuevo la de los Omeyas.

Leer más...
 
 

Los Reinos de Taifas La desaparición de las Koras del Califato dio paso a la reagrupación de las distintas Etnias en el solar de Al-Andalus y eso produjo la división de los reinos de Taifas, en tres tipos distintos: Árabes, Eslavos y Beréberes.

Leer más...
 

Agencia Idea