Restaurante Bandolero

 

Malik Al-muzaffar A la muerte de Almanzor, el Califa Hissan II confiere las mismas prerrogativas políticas a su hijo Malik, quien sin tener el genio político ni guerrero del padre, al que siempre admiró, éste no pudo evitar el descontento cada vez mayor de la antigua aristocracia árabe y la eslava y bereber venida del norte de África, por lo cual, se dará comienzo a las conjuras que algo más tarde resquebrajarían el Califato.

 

Agencia Idea