Restaurante Bandolero

 

Hisham II Tras la muerte de su padre; Hisan II tuvo que reinar en dos periodos distintos. Su escasa autoridad y personalidad anulada por Ibn Amir (Almanzor), quien fue realmente el auténtico dirigente del Califato entre los años 976 y 1002, tan sólo le permitió aspirar a un reinado tranquilo. Su primer Ministro (Hayib) se ocupó de los menesteres de Estado, instalándose en la ciudad «Brillante», disponiendo del presupuesto a su antojo, centralizando los ingresos, ordenando gastos, al mismo tiempo que ordenaba las Aceifas contra la Cristiandad, sin tener en ningún momento necesidad de rendir cuentas al Califa, quien, desde la edad de los once años, quedó relegado totalmente por Almanzor, quien le recluyó en Medina-Al-Zahara.

 

Agencia Idea