Restaurante Bandolero

 

Capital del Emirato Omeya Independiente Los Emires son los siguientes: Abd-Al-Rahman I (756-788); Hisham I (788-796); Al-Hakan I (796-822); Abd-Al-Rahman II (822-852); Muhamad I (852-886); Al-Mundir (886-888); Abd-Allah (888-912) y Abd-Al-Rahman III (912-929).

En un breve repaso a la historia política del emirato, siguiendo siempre a los propios emires, se ha de decir, que en conjunto, asentaron las bases esenciales de su propia cultura oriental, cultura, que en la época del califato, será catapultada a toda Europa occidental. ABD-AL-RAHMAN I mandó construir la A-Rusafa en recuerdo de la residencia de Damasco y fue aquí donde se plantó la primera palma datilera. De igual forma mandó construir la Mezquita Fundacional, sobre la construcción de San Vicente, el primer templo cristiano de Córdoba, sobre el cual está superpuesta la Mezquita Primitiva del 785/786.

HISHAM I desarrolló una gran política y mantuvo en paz y tranquilidad el Emirato y el hecho fundamental, político, religioso y cultural fue que introdujo en Córdoba y para Al-Andalus el pensamiento de la doctrina Malikita (de Ibn Malik).

ALHAKAN I no fue capaz de apagar los focos de rebelión en las marcas y se hace famoso por la «Jornada del Foso en Toledo», donde fueron decapitados entre 700 y 5000 nobles cristianos iniciándose así una guerra santa contra los cristianos, aunque la misma se volvería en su contra y desde el mes de mayo del 805 hasta el 818, la ciudad de Córdoba tuvo que aguantar las rebeliones de los Cristianos y las sublevaciones de los Muladíes, de aquí las crucifixiones del Arrecife, en la ribera del Guadalquivir, y el «Motín del Arrabal de la Shacunda en ese año citado del 818» .MUHAMAD I, sin embargo, mucho menos tolerante que su predecesor se enfrentó a los Mozárabes cordobeses y esto llevo a San Eulogio a enfrentarse también con el Emir, hecho este que obliga al Emir a condenarle y San Eulogio muere el 11 de marzo del 859.

Mientras tanto, el Muladi Omar Ibn Hafsun se subleva en la serranía de Ronda y su rebelión marca la independencia de todo este territorio, el cual no se somete hasta la llegada al poder de Abd-Al.Rahman III, último Emir, quien en el 928, antes de entronizarse califa en el 929, consigue dominar y vencer totalmente el peligro más importante del emirato, ya incipiente Califato.

AL-MUNDHIR no fue capaz de someter al Muladí Omar Ibn Hafsun, quien funda Zuheros, como uno de sus bastiones fronterizos, al que se unieron las Coras de Rayya (Almería) y la de Takurruna (Algeciras).

ABD-ALLAH, otro Emir poco brillante, no pudo evitar que las Coras de Priego, Cabra, Iznajar, Lucena, Carcabuey, Baena, Luque, Aguilar, se unieran todas a Omar Ibn Hafsun, y este, se presentó ante las puertas de Córdoba para su toma en el año 912, según nos cuenta el cronista del emirato Ibn Hayyan. No obstante, previamente, este Emir había conquistado Mallorca y Menoría iniciándose, en el archipiélago balear, la historia de Al-Andalus.

 

Agencia Idea