Restaurante Bandolero

 

 

Poesía romana De la poesía popular tenemos significativas y emocionantes muestras en algunos epitafios, que ocasionalmente solían adoptar forma literaria, por lo común versificada. Por ejemplo, la temprana muerte de la vida, hacia arrancar de los padres expresiones de gran ternura y amargas reflexiones sobre la fugacidad de la existencia. En estos espontáneos epitafios, redactados por mano anónima, algunos de cuyos elementos se repiten en otras inscripciones (se ha llegado a hablar incluso de la existencia de formularios métricos), quedan patentes los profundos sentimientos que la implacable Parca podía suscitar en los corazones de los padres atribulados, al mismo tiempo que a través de ellos vislumbramos una vez más el enorme problema que entonces significaba la mortalidad infantil. Hable si no con fuerza propia el epitafio que, como testimonio último y sentido del cariño familiar, se puso en la tumba de una niña cordobesa, Melitina, que murió con nueve años y medio de edad: «Aquí yace la niña a quien el padre ha de llorar toda su vida y a quien la madre, a penas desaparecida, busca de continuo llena de dolor. Agradecida a las caricias.... era como todos quisiéramos que fuesen nuestros hijos. El año décimo de su vida la privó del don de la luz. Quien lea este infortunio maldiga al hado inicuo. Séate la tierra leve. Corpophorus, su padre, y Titilicuta, su madre, dedican este epitafio a su cariñosísima hija».

Leer más...
 
 

 

Séneca La gran figura de la intelectualidad cordobesa, aunque cordobeses fuesen realmente sólo su nacimiento y su primera educación, es Séneca el Filósofo, de cuyas ideas fundamentales y producción literaria exponemos una breve semblanza. Como ya hemos indicado, en su formación espiritual tuvo gran importancia el ambiente familiar, tanto en Córdoba como posteriormente en la Urbs, una vez que el clan se instaló definitivamente en la capital del Imperio. En Roma estudió con gramáticos y retores, posiblemente amigos de su padre. Su conocimiento profundo de los clásicos le dio un gran dominio de la lengua. En cuanto a su formación filosófica, la adquirió frecuentando las escuelas de moda entonces. Asistió a las clases del pitagórico Soción, del estoico Attalo y del cínico Demetrio. Se inclinaría por el estoicismo, aunque su padre intentó captarlo para las tareas retóricas. Su vida alternó, pues, una profunda dedicación al estudio y la entrega como abogado a las lides políticas, siendo su producción literaria un claro reflejo de las diversas alternativas que se fueron proyectando sobre su trayectoria existencial.

Leer más...
 
 

 

Séneca literario Como literario Séneca no parece haber sido un autor excesivamente preocupado por la composición, y siempre suele incrementar el plan original de sus escritos con digresiones sobre variados temas, que ponen de relieve su extraordinaria capacidad de improvisación. La versatilidad de su vida se pone de manifiesto en algunas de sus obras.

 

Leer más...
 
 

Séneca dramático Como autor dramático Séneca nos ha dejado nueve tragedias, las únicas que nos han llegado de la literatura latina. En cuanto a los temas, no aporta ninguna novedad, pues ya habían sido tratados por los escritores griegos. Séneca compuso estas obras más para la lectura que para la representación, y le sirven para exponer muchas de las ideas morales presentes en sus tratados, acercando los argumentos a la vibrante realidad histórica que le tocó vivir. Entres sus títulos se cuentan «Agamenón», «Edipo», «Las Fenicias», «Medea», «Fedra», etc.

 
 

 

Lucano La otra gran gloria de las letras cordobesas es el poeta Lucano. Pertenecía a la familia de los Annaei, puesto que era nieto de Séneca el Retórico y sobrino de Séneca el Filósofo. Llevado muy joven a Roma, recibió allí una espléndida educación bajo la dirección del filósofo estoico Cornuto, que completó con una estancia en Grecia. Llamado por Nerón, con quien la familia Séneca estaba por aquel entonces en buenas relaciones, intervino en los juegos quinquenales, donde pronunció un elogio del emperador siendo laureado.

 

Leer más...
 
 

 

Artes plásticas El alto nivel que parecen haber alcanzado en la capital bética es exponente de varios hechos. En primer lugar, se pone de manifiesto el desarrollado sentimiento  artístico, la sensibilidad, el refinado gusto de la clase aristocrática cordobesa. Luego queda patente su alto potencial económico, su afecto por el lujo, desplegados fastuosamente tanto en las mansiones particulares como en los principales edificios públicos de la colonia.

 

Leer más...
 
 

 

Palacio de justicia A lo largo del dominio islámico en esta ciudad de Córdoba, es decir, desde el siglo VIII hasta el XIII, se produjeron cuatro periodos políticos distintos, sin contar el del Emirato Dependiente ya que aún no se había constituido la Institución más importante de Al-Andalus. Estos fueron: el Emirato Independiente, el Califato, la República de los Banu Yhawar y el Reino de Taifa, seguidos por el dominio Almoravid y Almohade.

 

Leer más...
 
 

 

Kuttab Conceptos ambos en la lengua árabe fáciles de comprender. El primero, «Kuttab»en plural «katatib», significa simplemente colegio, escuela elemental para los niños que iban a la Mezquita a saber leer, escribir, orar, cantar, sumar, restar, multiplicar y dividir.

 

Leer más...
 
 

 

Aritmética Hemos  de citar el desarrollo del valor de cada número, en base a su geometría angular que de un primitivo origen indio fue desarrollado en la Arabia Islámica por Al-Juwa-Rizni, quien explicaba que si el uno vale uno es porque tiene un ángulo, si el dos vale dos, porque dibujado como una «Z» tiene dos ángulos, si el tres, vale tres, es porque tiene tres ángulos y así sucesivamente. Así mismo el número cero no tiene valor ya que no posee ángulo geométrico al ser representado como una «O».

 

Leer más...
 
 

 

Geometría Independientemente del auge geométrico griego desarrollado en la época de Pericles entre los siglos V y VI a. de J.C. en la Grecia clásica, base inicial del desarrollo posterior, los griegos no nos trajeron a España nada de esto ya que cuando ellos legaron a la P. Ibérica fue dos siglos antes de fenómeno cultural «PERICLES», por lo que, es a los árabes a los que debemos su importación y posterior desarrollo desde nuestra escuela cordobesa.

 

Leer más...
 
 

 

Filosofía En este campo, antes de citar al filósofo más representativo de la Córdoba musulmana, Averroes, del que ya hablaremos en el Próximo capítulo, ya que, no se debe a olvidar nuestro estudio de la enseñanza en la MADRAZA, le estamos desarrollando de una manera cronológica, hemos de mencionar ante todo y sobre todo a Ibn Hazam del que ya dijimos, describió mejor que nadie, en un pasaje de su obra: El Collar de la Paloma, las escenas de sus estudios en esta Institución.

 

Leer más...
 
 

 

Astronomía En la obra, a la que anteriormente de Anwar G. Chejne, se hace un repaso exhaustivo sobre esta materia, a la que se considera ya, desde esta misma Madrazá, como una ciencia auténticamente legítima de varios musulmanes cordobeses, consagrados al noble arte de estudiar los movimientos de estrellas y planetas que redundará después en beneficio, durante los siglos XVI y XVII de los grandes científicos: Copérnico, Kleper y el malogrado Galileo Galilei.

 

Leer más...
 
 

 

Poesía En este campo de la enseñanza, los cordobeses de esta época, entre los siglos X y XI, antes de la llegada de los Almorávides y Almohades, sobre todo en la época republicana de los Banu Yahwar (1031-1070), consiguieron crear las bases de un campo poético dividido en tres senderos distintos:

EL ZEJEL, la JARCHA Y LA MUWASCHANA que permitiría más tarde abonar el terreno de toda la literatura medieval posterior, no solo en España, sino en el resto de Europa, alcanzando su influencia a toda la ASCÉTICA y MÍSTICA española del XVI y XVII en la que sus más importantes representantes, San Juan de la Cruz, Fray Luís de León y Santa Teresa se vieron envueltos.

Leer más...
 
 

 

Música Otra de las manifestaciones más importantes que como enseñanza se practicaron en nuestro centro cultural fue la musical. Ya desde la época del Emirato del siglo IX el famoso ZIRYAB venido de Bagdad expresamente fundó el primer conservatorio de música, único en su género, en el que estaba implantado un plan de estudios en tres grados distintos que después fueron desarrollados en la Mádraza. El primer grado era el estudio del ritmo, el metro y las letras de canciones enseñadas con acompañamiento de instrumentos musicales, -precedentes de  nuestros villancicos-; segundo, el dominio de la melodía; y tercero una introducción a las glosas que iban a acompañar después a cada Zejel, Harcha y Muwaschaja. Tenían un método ingenioso de enseñar a los cantores.

 

Leer más...
 
 

 

Medicina A este respecto nos informa un manuscrito del siglo X que señalado con el número 882 antiguo y 887 moderno y que se encuentra en la biblioteca de S.L. de EL ESCORIAL, del cual nos habla Fidel Fernández en su obra «La Medicina Árabe en España», éste describe cómo, perfectamente en la Madrazá de la Mezquita Cordobesa se «explicaba medicina, al mismo tiempo que otras ciencias» convirtiéndose ésta en auténtica academia donde se daba lección a los iniciados, citando, el mismo manuscrito que, los propios líderes políticos asistían a ellas para escuchar las conferencias de los sabios o participar en el jurado que iba a presidir los exámenes para obtener el título de médico después de que hubiera realizado prácticas con los enfermos del hospital.

Leer más...
 

Agencia Idea